Acabar para volver a empezar

¡Qué rápido pasa el tiempo! Parece que fue hace nada cuando empezamos tímidamente en la asignatura #websoc13 que dio origen a este y otros blogs. Y sin embargo, ya estamos acabando el curso. Me resulta muy complicado hacer una evaluación de mi misma como alumna. ¿Lo he hecho lo suficientemente bien? Vayamos por partes.

Pienso como el post de Social world que las cifras cuantitativas pueden dar pistas pero las impresiones subjetivas son al final las que cuentan. En resumen podríamos decir que la actividad de los compañeros ha sido intensa y que en general todos hemos ido aprendiendo a lo largo de los días. A pesar de que yo ya tenía un cierto bagage en el tema y ya manejaba algunas plataformas de redes sociales, no puedo negar que he aprendido muchísimo en estos días gracias tanto a los profesores, como a los compañeros que han ido compartiendo sus descubrimientos y han hecho una gran labor colaborativa.

Respecto al blog puedo decir que aunque hace unos días publiqué mis estadísticas del mismo y no eran espectaculares, el hecho de que muchos de mis compañeros se hayan molestado en pasar por aquí y leerme de vez en cuando ha contribuido a que en términos relativos la actividad del blog sea estupenda. No es fácil alcanzar un gran número de lectores en apenas dos meses y que estos se animen a comentar lo que escribes. Cualquier persona que empiece de cero con un blog, sin el respaldo de unos compañeros como los de #websoc13 sabe lo difícil que es alcanzar cierta audiencia y la ilusión que hace recibir tu primer comentario y tu primer “like”.

Estadística a 2 junio

Como curiosidad diré que el post más leído de mi blog es “50 luces de Grey a 0.50” . Quizá los temas un poco polémicos atraen más a la gente… (ay guarrillos!!! 😉 ) así que tendré esto en cuenta cuando siga con el blog sin el respaldo de la asignatura ni la obligación de nadie de seguir o leer este blog.

Los más leidos

Parafraseando a Yoriento diré que “Sin un blog eres un sintecho digital, tol’ día tirao en las redes.” Así que mi idea principal era ser capaz de crear contenido de calidad para el blog y mantenerlo publicando de una forma más o menos constante. Creo que en ese sentido la asignatura “Web Social” crea una base perfecta para aprender a manejarse en redes. Es relativamente sencillo aprender a manejar twitter o facebook y publicar de forma regular. Sin embargo, mantener un blog de cualquier tema (no tiene porque ser de redes sociales, podría ser de cine, gastronomía, motor, viajes….) es un trabajo constante y en ocasiones poco agradecido. Así que sólo puedo daros las gracias a todos los compañeros así como a los profesores por haber hecho que este trabajo “poco agradecido”, en esta ocasión haya merecido la pena y mucho, y se haya convertido en, para mí, la piedra angular de la asignatura (junto con twitter).

Como decía, la segunda piedra angular de la asignatura para mí es twitter. La actividad tuitera ha sido muy intensa en los meses de curso. Las interacciones con los compañeros han transcendido el tema profesional y se puede decir que se ha creado una pequeña comunidad tuitera en la que nos hemos apoyado entre todos. No solo para enseñarnos nuevas herramientas de Social media o para compartir publicaciones, sino también para ayudarnos y debatir o exponer opiniones.

tweetlevel curator

A nivel personal, mi cuenta de twitter ha tenido muchísimas interacciones en estos meses. Gracias, de nuevo, a mis compañeros. Lo cual pone de manifiesto la importancia de las personas en los SRS.

Según la herramienta tweetlevel una servidora ha alcanzado el status de curator con un nivel de 57.6, lo cual está muy bien. Además, mi engagement alcanza el 46.9.

Kred

 Podría compartir con vosotros los datos extraídos de las herramientas socialmention o twittonomy así como la herramienta Kred, las cuales me parecen especialmente interesantes.

Sin embargo, no os aburriré poniendo todos los datos sobre mi misma que he encontrado, pero si me gustaría enseñaros el grado de influencia que me asigna Kred, puesto que coincide bastante con el de tweetlevel. En este caso, el grado de influencia es de 588 sobre 1000, bastante similar al 57.6% que me asignaba tweetlevel. Este valor se incrementa con las interacciones en twitter (menciones, respuestas, RT, FF, etc.). Además el alcance según Kred en este caso es de 5 sobre 12, relativamente bajo. Este índice aumenta con las interacciones que hagamos nosotros en twitter, con lo cual es relativamente sencillo incrementarlo si somos capaces de crear conversaciones con otros tuiteros interesantes.

Respecto a facebook, puedo decir que el resultado de la página no ha sido el esperado. La audiencia que he conseguido gracias a facebook ha sido muy limitada y, de hecho, no he llegado al número mínimo de seguidores para poder recibir estadísticas de actividad. Sin embargo, y a pesar de eso, sigo defendiendo la herramienta puesto que considero que tiene grandes potencialidades. Creo que la audiencia ha sido menor de lo que pensaba en un principio por varios motivos. en primer lugar, la proliferación de perfiles, grupos y páginas de compañeros ha hecho que nos hayamos dispersado en cierta forma. No era fácil saber dónde publicar qué para llegar al mayor número de personas posibles. No obstante, pienso que una página de facebook es una herramienta a medio y largo plazo. Al igual que twitter, no es sencillo conseguir y conservar a muchos seguidores en poco tiempo.

Gracias al blog de Angel websoc, he descubierto la herramienta likealyzer que  permite analizar las páginas de facebook y que asimismo recomienda ciertos cambios si el alcance no es el esperado (como es el caso).

facebook

Respecto a la otra red por excelencia en #websoc13, Google+, debo decir que, sintiéndolo mucho, no me ha enganchado. Quizá sus ciertas similitudes con otras redes como facebook o twitter, o el hecho de que apenas tengo contactos en esa red, han hecho que no haya publicado tan frecuentemente como en otros espacios. Mi actividad en esa red ha sido baja, a pesar de que ya tenía un perfil personal creado en la misma.

Por el contrario, Pinterest me engancha. No sólo por la sencillez de publicación, sino por la libertad que siento al publicar lo que quiera y clasificarlo como yo considere. Además, es otra forma de conservar ciertos enlaces de interés para poder recuperarlos en un futuro. Al igual que ocurre con delicious, que actualizo prácticamente gracias a mis publicaciones en twitter a las que luego añado ligeros cambios para su mejor recuperación.

Respecto a la wiki, sólo puedo decir que tras unos inicios algo caóticos, en los que no sabía muy bien como manejarme con ella, empecé a cogerle el tranquillo un poco. Creo que es una herramienta colaborativa muy interesante y a la que hay que darle más importancia en la asignatura. El hecho de que casi todos los compañeros empezásemos en ella con el pie izquierdo ha complicado un poco la labor de publicación. Sin embargo, superado el traspiés inicial, finalmente han quedado grandes entradas con información muy valiosa que seguirá online a disposición de todos, tal y como han dicho los profesores (¡GRAN NOTICIA!).

La verdad es que me cuesta finalizar esta entrada en el blog sabiendo que es la última de la asignatura. Espero sin embargo, que muchos de mis compañeros, grandes profesionales, continuen con el trabajo de bloguero y sigan publicando. Por mi parte, no es un adios, sino un hasta luego. Mi intención es mantener este blog e ir publicando en la medida en la que tenga tiempo e inspiración para hacerlo (veremos si lo consigo). Para todos los que queráis seguir con esta labor, os dejo un vídeo que seguro que os va a animar!!! Si no, nos vemos en las redes… o en los bares! 😉

Anuncios

Nosotros somos la web

Ha pasado ya tiempo desde que la web 1.0 se ha venido sustituyendo por la denominada web 2.0. Si la web en sus inicios suponía un paso gigantesco para la mejora en el acceso a la información, haciéndola directa y sencilla, así como para el cambio en los hábitos de trabajo, la web 2.0 supone un nuevo paradigma para acceder a la información, difundirla, trabajar, pasar el tiempo de ocio y comunicarnos con los demás.

Lo que mejor define a la web 2.0 es que está centrada en la posibilidad de compartir, en la cooperación entre las personas. Esto se da gracias a las herramientas que permiten y conforman la base para la web social: plataformas para publicación de contenidos como Blogger o wordpress las redes sociales como Facebook, o twitter, los servicios conocidos como wikis (Wikipedia) y los portales de alojamiento de fotos, audios o videos (FlickrYouTube).

En la web 2.0, el sistema de organización de la información es mucho más libre (mediante etiquetado o tagging) e incluso establece conexiones para una integración futura (RSS). No existe una definición exacta de web 2.0 o web social, pero su concepto, aunque impreciso, es evidente que se ha colado en nuestras vidas cotidianas.

El éxito de la web social se ve claramente en su alta implantación. Esto puede deberse en parte a que el usuario pasa a ser protagonista de la red, a gestionar sus propios contenidos y a relacionarse con otros usuarios de forma directa. De ser un mero espectador de los contenidos ofrecidos, el usuario ha pasado a interactuar con ellos y se convierte en parte integrante de la creación y difusión de la información. Supone un intercambio de información entre personas de forma directa, la web 2.0 es y supone unir a las personas.

En la charla inicial del Web Conference allá por 2004, O’Reilly, Battelle y Edouard resumieron los principios clave que creen que caracterizan a las aplicaciones web 2.0. Posteriormente, otros autores han intentado definir los aspectos fundamentales que componen la web social. En su articulo Las diez claves de la Web social, José-Antonio Merlo-Vega establece las claves que conforman lo web 2.0. Sin embargo, por encima de consideraciones teóricas y técnicas, la práctica de la web social está completamente extendida y sólo practicando y formando parte de la misma se entiende el concepto de web social con todos sus matices.

Como vemos en el video cualquier persona (yo misma o tú si quieres) puede compartir su propia información en la red y mediante etiquetado social, clasificarla y difundirla. Gracias a las posibilidades de las herramientas de la web 2.0 o web social, no es necesario tener grandes conocimientos de lenguajes de programación para interactuar con el resto de usuarios o aportar contenidos mediante la creación de blogs, wikis o perfiles en distintas redes de una forma simple.

La cantidad enorme de información que existe en la red hace que gestionarla y recuperarla se vuelva cada vez más complejo. El lenguaje XML supone un gran cambio en la descripción de contenido de forma entendible por las máquinas. Sin embargo, la web social supone también una descripción mucho más subjetiva, entendible por las personas, que somos los que al final la construimos. En definitiva, la web social somos las personas.