Acabar para volver a empezar

¡Qué rápido pasa el tiempo! Parece que fue hace nada cuando empezamos tímidamente en la asignatura #websoc13 que dio origen a este y otros blogs. Y sin embargo, ya estamos acabando el curso. Me resulta muy complicado hacer una evaluación de mi misma como alumna. ¿Lo he hecho lo suficientemente bien? Vayamos por partes.

Pienso como el post de Social world que las cifras cuantitativas pueden dar pistas pero las impresiones subjetivas son al final las que cuentan. En resumen podríamos decir que la actividad de los compañeros ha sido intensa y que en general todos hemos ido aprendiendo a lo largo de los días. A pesar de que yo ya tenía un cierto bagage en el tema y ya manejaba algunas plataformas de redes sociales, no puedo negar que he aprendido muchísimo en estos días gracias tanto a los profesores, como a los compañeros que han ido compartiendo sus descubrimientos y han hecho una gran labor colaborativa.

Respecto al blog puedo decir que aunque hace unos días publiqué mis estadísticas del mismo y no eran espectaculares, el hecho de que muchos de mis compañeros se hayan molestado en pasar por aquí y leerme de vez en cuando ha contribuido a que en términos relativos la actividad del blog sea estupenda. No es fácil alcanzar un gran número de lectores en apenas dos meses y que estos se animen a comentar lo que escribes. Cualquier persona que empiece de cero con un blog, sin el respaldo de unos compañeros como los de #websoc13 sabe lo difícil que es alcanzar cierta audiencia y la ilusión que hace recibir tu primer comentario y tu primer “like”.

Estadística a 2 junio

Como curiosidad diré que el post más leído de mi blog es “50 luces de Grey a 0.50” . Quizá los temas un poco polémicos atraen más a la gente… (ay guarrillos!!! 😉 ) así que tendré esto en cuenta cuando siga con el blog sin el respaldo de la asignatura ni la obligación de nadie de seguir o leer este blog.

Los más leidos

Parafraseando a Yoriento diré que “Sin un blog eres un sintecho digital, tol’ día tirao en las redes.” Así que mi idea principal era ser capaz de crear contenido de calidad para el blog y mantenerlo publicando de una forma más o menos constante. Creo que en ese sentido la asignatura “Web Social” crea una base perfecta para aprender a manejarse en redes. Es relativamente sencillo aprender a manejar twitter o facebook y publicar de forma regular. Sin embargo, mantener un blog de cualquier tema (no tiene porque ser de redes sociales, podría ser de cine, gastronomía, motor, viajes….) es un trabajo constante y en ocasiones poco agradecido. Así que sólo puedo daros las gracias a todos los compañeros así como a los profesores por haber hecho que este trabajo “poco agradecido”, en esta ocasión haya merecido la pena y mucho, y se haya convertido en, para mí, la piedra angular de la asignatura (junto con twitter).

Como decía, la segunda piedra angular de la asignatura para mí es twitter. La actividad tuitera ha sido muy intensa en los meses de curso. Las interacciones con los compañeros han transcendido el tema profesional y se puede decir que se ha creado una pequeña comunidad tuitera en la que nos hemos apoyado entre todos. No solo para enseñarnos nuevas herramientas de Social media o para compartir publicaciones, sino también para ayudarnos y debatir o exponer opiniones.

tweetlevel curator

A nivel personal, mi cuenta de twitter ha tenido muchísimas interacciones en estos meses. Gracias, de nuevo, a mis compañeros. Lo cual pone de manifiesto la importancia de las personas en los SRS.

Según la herramienta tweetlevel una servidora ha alcanzado el status de curator con un nivel de 57.6, lo cual está muy bien. Además, mi engagement alcanza el 46.9.

Kred

 Podría compartir con vosotros los datos extraídos de las herramientas socialmention o twittonomy así como la herramienta Kred, las cuales me parecen especialmente interesantes.

Sin embargo, no os aburriré poniendo todos los datos sobre mi misma que he encontrado, pero si me gustaría enseñaros el grado de influencia que me asigna Kred, puesto que coincide bastante con el de tweetlevel. En este caso, el grado de influencia es de 588 sobre 1000, bastante similar al 57.6% que me asignaba tweetlevel. Este valor se incrementa con las interacciones en twitter (menciones, respuestas, RT, FF, etc.). Además el alcance según Kred en este caso es de 5 sobre 12, relativamente bajo. Este índice aumenta con las interacciones que hagamos nosotros en twitter, con lo cual es relativamente sencillo incrementarlo si somos capaces de crear conversaciones con otros tuiteros interesantes.

Respecto a facebook, puedo decir que el resultado de la página no ha sido el esperado. La audiencia que he conseguido gracias a facebook ha sido muy limitada y, de hecho, no he llegado al número mínimo de seguidores para poder recibir estadísticas de actividad. Sin embargo, y a pesar de eso, sigo defendiendo la herramienta puesto que considero que tiene grandes potencialidades. Creo que la audiencia ha sido menor de lo que pensaba en un principio por varios motivos. en primer lugar, la proliferación de perfiles, grupos y páginas de compañeros ha hecho que nos hayamos dispersado en cierta forma. No era fácil saber dónde publicar qué para llegar al mayor número de personas posibles. No obstante, pienso que una página de facebook es una herramienta a medio y largo plazo. Al igual que twitter, no es sencillo conseguir y conservar a muchos seguidores en poco tiempo.

Gracias al blog de Angel websoc, he descubierto la herramienta likealyzer que  permite analizar las páginas de facebook y que asimismo recomienda ciertos cambios si el alcance no es el esperado (como es el caso).

facebook

Respecto a la otra red por excelencia en #websoc13, Google+, debo decir que, sintiéndolo mucho, no me ha enganchado. Quizá sus ciertas similitudes con otras redes como facebook o twitter, o el hecho de que apenas tengo contactos en esa red, han hecho que no haya publicado tan frecuentemente como en otros espacios. Mi actividad en esa red ha sido baja, a pesar de que ya tenía un perfil personal creado en la misma.

Por el contrario, Pinterest me engancha. No sólo por la sencillez de publicación, sino por la libertad que siento al publicar lo que quiera y clasificarlo como yo considere. Además, es otra forma de conservar ciertos enlaces de interés para poder recuperarlos en un futuro. Al igual que ocurre con delicious, que actualizo prácticamente gracias a mis publicaciones en twitter a las que luego añado ligeros cambios para su mejor recuperación.

Respecto a la wiki, sólo puedo decir que tras unos inicios algo caóticos, en los que no sabía muy bien como manejarme con ella, empecé a cogerle el tranquillo un poco. Creo que es una herramienta colaborativa muy interesante y a la que hay que darle más importancia en la asignatura. El hecho de que casi todos los compañeros empezásemos en ella con el pie izquierdo ha complicado un poco la labor de publicación. Sin embargo, superado el traspiés inicial, finalmente han quedado grandes entradas con información muy valiosa que seguirá online a disposición de todos, tal y como han dicho los profesores (¡GRAN NOTICIA!).

La verdad es que me cuesta finalizar esta entrada en el blog sabiendo que es la última de la asignatura. Espero sin embargo, que muchos de mis compañeros, grandes profesionales, continuen con el trabajo de bloguero y sigan publicando. Por mi parte, no es un adios, sino un hasta luego. Mi intención es mantener este blog e ir publicando en la medida en la que tenga tiempo e inspiración para hacerlo (veremos si lo consigo). Para todos los que queráis seguir con esta labor, os dejo un vídeo que seguro que os va a animar!!! Si no, nos vemos en las redes… o en los bares! 😉

Haciendo el camino viejo para aprender el nuevo

Cree mi cuenta personal en facebook allá por 2008, casi cuando no había crisis en España…¡qué tiempos aquellos! Desde entonces, la configuración de facebook ha cambiado en numerosas ocasiones. Tendría que hacer mucha memoria para recordar la política de privacidad de facebook en el momento en que me registré. Supongo que ni siquiera la leí (¿quién lee los términos y condiciones con detenimiento?), aceptando tácitamente que todo lo que publico en esa red deja de estar en mi “poder”.

¿Quién no hace esto?

Al respecto os recomiendo leer el estudio de Carlos Fernández Morán sobre Facebook y privacidad en el que se detalla como ha ido evolucionando la política de publicación y de gestión de los contenidos y la información en esta red social hasta 2011, fecha de publicación del trabajo. Y sobre todo echar un vistazo a la política de uso de datos de facebook  . Aunque en ese caso quizá se quiten las ganas de tener una cuenta en la red. Hace unos días ya hablaba en este blog sobre la privacidad en distintas redes sociales, tema que me parece especialmente interesante.

El verano pasado comenzó a funcionar definitivamente el diseño “biografía” en facebook, que es el que continúa en vigor. En este caso el mayor cambio venía del hecho de que de una forma muy sencilla podías llegar a publicaciones de años atrás, cosa que no ocurría con el diseño anterior. Es decir, con un sólo clic puedes acceder a lo que publicaba tu amigo “x” en 2009 por ejemplo. ¿Ventaja o inconveniente? Como casi todo, depende… A veces puedes encontrarte con tu propia declaración de amor a tu ex que ahora te parece ridícula, o por el contrario con un valioso enlace a alguna web que ya habías olvidado.

Cuidado con lo que publicas…

A la hora de publicar en un perfil personal es conveniente tener cuidado con quien puede ver lo que escribes. Lo más habitual es ver que lo publicado es visible para los amigos. Aunque también existe la opción de ampliarlo a amigos de amigos y al mundo en general. Además, puedes personalizar lo que escribes para que sólo lo vea quien tu quieras, cosa que me parece muy útil.

Existe una opción, no por todos conocida, de restringir el acceso a algún “amigo” que tienes agregado. Si tienes a tu jefe, un ex-novio, un pariente pesado en tu lista de amigos de facebook y no quieres que vea lo que escribes, está es tu opción.

Otra de las posibilidades de facebook es crear grupos. A nivel personal pertenezco a varios grupos y soy administradora de dos. La labor como administradora no ha sido una tarea titánica. Basta con admitir a aquellos que quieran unirse al grupo y evitar que publiquen spam o publicidad. A medida que aumenta el volumen de usuarios que pertenecen al grupo, mantener un cierto “control” sobre el mismo se puede volver más complicado.

Los grupos pueden ser abiertos, cerrados o secretos, según el nivel de privacidad que se quiera.

Por otra parte, existe la posibilidad de crear una página de fans en facebook. Me resulta especialmente útil para publicitar los post del blog así como para compartir otra información que se pueda considerar relevante. Aquí las opciones de configuración son múltiples, pensando en todas las empresas, asociaciones, comunidades, negocios o productos que pueden querer publicitarse en facebook. En este caso, y al contrario que en un perfil personal, lo habitual suele ser que todo lo que se publique sea público, es decir, sin restricciones de acceso, para poder acceder así a una audiencia global.

Distintas posibilidades para crear una página de fans en facebook.

En esta última semana, han proliferado las páginas y grupos creados por mis compañeros de #websoc13, tanto en facebook como en Google+. Yo ya comentaba en el post de Nestor “facebook, cariño, estoy saliendo con otra” que prefiero Facebook a Google+. Quizá por eso, en Google+ no he creado ninguna comunidad (que sería un poco equivalente a los grupos de facebook) ni ninguna página. Al menos todavía.

Hablar de la aplicación de facebook para Android  llevaría otro post entero prácticamente porque, aunque  resulta casi imprescindible, con cada nueva actualización aparecen más defectos e inconvenientes.

Si hablamos de  Pinterest, mi experiencia como usuaria aún es reciente. Lo aprendido en este tiempo en otras redes, especialmente facebook, poco a poco me va sirviendo cada vez que me registro en una nueva red. Especialmente en lo que a términos de privacidad y utilización se refiere.

Aunque Pinterest da la posibilidad de registrarte mediante tu cuenta de twitter o facebook, en mi caso, he hecho el registro a través del correo electrónico. Posteriormente existe la posibilidad de conectar las publicaciones en Pinterest con cuentas en twitter y facebook, de esta forma se logra mantener cierto control sobre las publicaciones, puesto que se puede elegir qué quieres que se publique en facebook o twitter y qué no, porque no lo hace por defecto.

En cuanto a los términos de privacidad, estos aún están solo en inglés y no adaptados a la legislación en materia de protección de datos en España.  Resulta curioso el hecho de que puedas restringir tu localización en google. Es decir, puedes impedir que tu nombre de usuario aparezca en el buscador de google cuando alguien lo teclee.

Puesto que la mayor parte de usuarios de Pinterest, hacen de esta plataforma un uso “profesional” y, al menos todavía  no aparecen apenas fotografías personales, que puedan suponer problemas de intimidad o privacidad, no hay aún precedentes de problemas de esta índole en la red social.

Respecto al perfil de cada usuario, este se basa en los denominados “pines” y los tableros. Un pin es una imagen que compartes con tus seguidores, y los tableros son los conjuntos de pines ordenados según un criterio que estableces tú mismo.

En el caso de Pinterest la forma de interacción es peculiar. Puedes buscar imágenes de un determinado tema gracias a su buscador y a su sistema clasificatorio, y puedes “seguir” a determinados usuarios cuyas publicaciones te interesen, pero para “pinear” algo no necesitas ser seguidor quien publique. Asimismo, existe la posibilidad de seguir unicamente parte de sus publiaciones (tableros) y de darle al “me gusta” de alguna en concreto y comentarla al igual que harías en otras redes sociales. También puedes utilizar un botón “pin it” instalado en tu escritorio en la barra de tareas, mediante el cual puedes compartir de forma simple una fotografía que te interese.

En definitiva, Pinterest puede parecer compleja en los inicios, pero una vez que comprendes el manejo, más simple de lo que parece, las posibilidades son muy grandes.

Facebook o twitter

Estar en redes sociales es muy sencillo para cualquier usuario. Basta con un ordenador, tablet o smartphone con conexión a Internet y la creación de una cuenta en alguna plataforma (facebook, twitter, tuenti…). Sin embargo, el uso que se le de a la red social es muy variable.

Muchos de los usuarios con un perfil personal en redes, las utilizan para interactuar con amigos y conocidos. En el caso de facebook o twitter, los perfiles personales en España son muy numerosos, llegando a ser el 5º país en uso de estas redes. Pero el uso de cada red es diferente.

Dejando al margen la diferencia fundanental de la limitación de caracteres a 140 que se impone en twitter pero no en facebook, existen otras diferencias esenciales en el uso que debemos dar a cada red.

Mientras que facebook es una red social en la que priman las relaciones de amistad para las interacciones, twitter por su parte es un medio de comunicación mediante el cual, cualquier persona puede estar al tanto de lo que ocurre en cada instante, y en el que no son tan importantes las relaciones entre usuarios.

La información que se comparte en facebook es mucho más personal que la que se comparte en twitter, quizá por el hecho de que en facebook las relaciones entre usuarios son reciprocas, mientras que en twitter no lo son. Así, mientras en facebook tú eres amigo de una persona y automáticamente esa persona es amiga tuya, en twitter puedes seguir a alguien y que ese usuario no te siga a ti.

Por otro lado, la inmediatez de twitter contrasta con la estabilidad de facebook.  Así el timeline de twitter es altamente dinámico, mientras que la página de inicio de facebook es mucho menos cambiante.  La forma de interactuar también es completamente distinta. En facebook se permite comentar una publicación de alguien o publicar en el muro de esa persona, etiquetar fotografías y mencionarle. Por su parte, twitter se basa en menciones a algún usuario (independientemente de que le sigas o no), respuestas breves y otras interacciones como los RT (retweet), MT (modified tweet), o FF (follow friday).

En cuanto al público que utiliza cada red destaca el hecho de que twitter “rejuvenece” mientras que facebook se hace mayor. Esto significa que el público joven va perdiendo interés en la red social por excelencia que es facebook, para pasar a otra más dinámica como es twitter.

Si hablamos en términos de privacidad, la diferencia es esencial. Facebook ha evolucionado en ese aspecto, dejando en manos de cada usuario la posibilidad de limitar la visibilidad de las publicaciones de distintas formas. Sin embargo, la esencia de twitter es ser público.

En cualquier caso, ambas redes son distintas pero compatibles sobre todo si hablamos de estrategias social media.

Seis grados de separación

Quiero daros la bienvenida a mi blog “Breakingsocial”. Lo inauguro como parte de la asignatura “web social” del “Máster en bibliotecas y servicios de información digital” de la Universidad Carlos III. Sin embargo, inauguro este blog con una idea de continuidad en el futuro.

Siempre me ha gustado relacionarme con la gente y creo que la web social facilita esa comunicación de una forma asombrosa. La teoría de los seis grados de separación se renueva, y ahora estás a solo un clic de poder comunicarte casi con cualquier persona en el mundo vía twitter, facebook, google+…

A nivel personal, me apasionan las posibilidades de la web social, me encanta el mundillo y cada día descubro cosas interesantes en él. Me inicié en el mundo de las redes sociales con tuenti hace ya unos cuantos años, pero me pasé a facebook, y de ahí a twitter (@RosaAreval). Curiosamente, cuando cree mi primera cuenta en una red, la abandoné rápidamente, y sin embargo ahora soy incapaz de pasar un día sin comprobar mi facebook o mi twitter. Siempre investigando, también tengo cuenta en del.icio.us, en pinterest y en linkedin. Utilizo cada una de ellas de forma diferente, así, mi facebook es puramente personal y me sirve para relacionarme con amigos y conocidos, mientras que twitter y el resto de redes me sirven a nivel “profesional” para estar al día de lo que ocurre y para relacionarme con otros profesionales.

Como no podía ser de otra forma, hace unos meses dí el paso a ser bloggera. Me dí cuenta de que había muchísimos blogs sobre redes sociales, marketing digital, web social, etc. y decidí junto con una amiga hacer un blog diferente, sobre algo que no existiese. Así que junto con una co-blogger, creamos un blog colaborativo sobre un barrio de mi ciudad “http://vivirengarrido.blogspot.com.es/ ”. A pesar del esfuerzo que supone, en pocos meses hemos conseguido pequeños logros que para nosotras son grandes.

Para promocionar el blog y para aprender a manejar una cuenta semiprofesional en redes, creamos su propia pagina en facebook y su cuenta en twitter (@vivirengarrido), así como otras herramientas para gestionarlo (flickr, picassa, storify…).

Desde ese momento, me he dado cuenta de que la labor de un community manager es mucho más compleja de lo que parece, aunque interesantísima a la vez. Gestionar un blog y que funcione, recibir visitas en el mismo, captar seguidores en las redes, que desconocidos aprecien tu trabajo y comenten lo que publicas… es ciertamente complicado, aunque muy satisfactorio al final.

De esa experiencia he aprendido y sigo aprendiendo muchísimo. Pienso que el social media se aprende practicando, colaborando con otros y leyendo constantemente. Como ya he dicho, el tema me apasiona, y cada día que pasa me gusta más.

De la asignatura que origina este blog espero tres cosas fundamentales:

  • Aprender a manejarme correctamente en redes sociales. A gestionar una cuenta personal así como una cuenta profesional.
  • Conocer herramientas imprescindibles que todo especialista en web social debe manejar.
  • Ser mi propia community manager y gestionar mi propia reputación online.

Así pues… ¡¡bienvenidos a “breakingsocial”!!

Bienvenidos a Breaking Social

¡¡Bienvenidos a Breaking Social!!